Cuando se trata de un café, un restaurante o un bar, el mobiliario debe convertirse en un acto de equilibrio. A continuación, te contaremos lo que debes tener en cuenta para tomar las mejores decisiones a la hora de elegir el mobiliario para tu restaurante.

El entorno y el concepto del lugar 

Todo restaurante o establecimiento comercial requiere un concepto definido, que sea transversal a sus platos, ambiente y atención; después de todo un restaurante es mucho más que sólo sus comidas; es una experiencia, y es justamente ese el motivo por el cual un comensal paga. 

Así que asegúrate, en primera instancia, de que tu mobiliario sea coherente con el concepto que quieres que represente la experiencia que estás vendiendo.

El tipo de mobiliario

Muchos compran para sus negocios mobiliario para uso doméstico, pero se trata de un gran error; el mobiliario de tipo comercial, a diferencia del doméstico, cuenta con características específicas que aseguran durabilidad, resistencia a un alto tráfico, tamaños especiales e incluso garantías superiores. Por eso es importante que acudas a sitios especializados en la venta de mobiliario para proyectos.

Fácil mantenimiento

Prefiere, en la medida de lo posible, un mobiliario con características que permitan un fácil mantenimiento; materiales, colores, tamaños, número, etc. Esto, finalmente, constituirá un punto clave para la economía de tu empresa. Recuerda buscar un aliado que no sólo te ofrezca productos sino servicios; con ello te asegurarás de que el mobiliario que adquiriste sea manipulado por quienes conocen su estructura, materiales y composición.

Calidad

Buscar la calidad en todo lo que adquieras para tu negocio será siempre la decisión más inteligente y definitivamente la mejor inversión. Jamás sacrifiques la calidad; ten en cuenta que hacerlo puede desencadenar en mayores y más costos a largo plazo.

Lee también: “DISEÑO EN RESTAURANTES; UNA GUÍA BREVE”