Para que tus clientes se enamoren y quieran volver es necesario llamar la atención en la sala de recepción. Este es el primer punto de contacto para transmitir los valores de la compañía y lograr una imagen positiva de tu marca.