Para que una empresa crezca y sea más exitosa, es necesario contar con un principio básico; empleados productivos y felices. Puede que esto suene difuso e incluso un tanto utópico, sobre todo porque depende de muchos aspectos, sin embargo sí existe algo que está a nuestro alcance; algo que es de algún modo sencillo y que cualquiera puede controlar; un excelente ambiente de trabajo.

Compartimos contigo algunas claves para hacer de un ambiente laboral un lugar feliz, y no simplemente un sitio donde nos sentamos horas:

Decoración

Como ya lo explicamos en uno de nuestros artículos, 5 CLAVES EN LA TRANSFORMACIÓN Y TENDENCIAS DE LOS ESPACIOS DE TRABAJO CONTEMPORÁNEOS, los espacios de trabajo deben expresar la personalidad y los propósitos de la compañía que los ocupa, lo cual es fundamental porque es la manera más natural de transmitir y contagiar a los empleados una identidad que permee cada una de sus acciones. Recomendamos incluir plantas y usar color en paredes, adornos y muebles. Ambos elementos son ideales para llevar vida a cualquier lugar.

Limpieza

Una vez adaptado el espacio a lo que es y quiere ser la compañía, es fundamental mantener el orden y la limpieza en todo el lugar. El desorden en espacios de trabajo sólo desemboca en estrés, caos mental y poca productividad. Trabajar en un lugar limpio y atractivo puede tener un efecto –increíblemente- positivo en la actitud e interacciones entre compañeros de trabajo.

Iluminación

Se trata de uno de los aspectos primordiales a la hora de buscar instalaciones para oficinas. Lo ideal es elegir un lugar que permita la entrada de abundante luz natural, pero en caso de que tengamos que optar por un sitio que no cumpla con esto, debemos asegurarnos de que la iluminación sea adecuada y llegue a todos los empleados en igual magnitud. Otra manera de suplir esta necesidad es mediante la instalación de lámparas con filtros ajustables. La falta de iluminación puede causar niveles significativos de fatiga visual, visión borrosa y dolores de cabeza, ninguno de los cuales conducen a un ambiente de trabajo productivo. Por otro lado, una oficina bien iluminada puede mantener a sus empleados energizados durante todo el día.

Espacios para relajarse

Proporcionar un lugar especial para que los empleados se relajen es fundamental. Recomendamos incluir allí muebles muy cómodos, tipo puff o sofás abullonados que inviten a sentirse “como en casa”. Puede que esto no parezca algo muy rentable al principio, pero el cambio de actitud del personal es realmente visceral cuando ve que la compañía para la que trabaja se preocupa lo suficiente como para invertir en su comodidad y divertimento. Sugerimos que estos espacios rompan un poco con el concepto decorativo del resto de la oficina para acentuar su particularidad.

Comodidad

Aunque es vital contar con un mobiliario creado especialmente para soportar las cargas de días enteros de trabajo sin afectar la postura o la salud, es necesario tener en cuenta que la comodidad también radica en dar la posibilidad a los empleados de elegir su puesto, horarios y materiales.

Personalización

Dar a los empleados el espacio y la libertad para personalizar el área donde trabajan es una de las acciones más efectivas para promover la felicidad en ambientes laborales, pues se trata de una auténtica labor de apropiación del espacio, a través de la cual cada persona sentirá que tiene la posibilidad de adaptar su puesto de trabajo a sus necesidades y gustos; no sólo sentirá que el espacio le pertenece, sino que él pertenece al espacio.

mobiliario-oficina-mesa-arkitek-actiu