Fast Company dio a conocer en su boletín web una hermosa iniciativa que permite a cientos de niños contar con maletines plegables que pueden convertir en pupitres para sus escuelas.

La organización sin ánimo de lucro Aarambh, que brinda ayuda a las comunidades menos favorecidas de la India, creó, de la mano de un grupo de diseñadores, una solución económica que sirve ya a muchos niños como morral para transportar los implementos que antes tenían que llevar en sus manos por largas distancias.

Estos morrales de cartón, llamados Help Desks, cuentan también con un sencillo pero muy ingenioso diseño que, con sólo unos dobleces, puede transformarse en un escritorio que mejora la postura y brinda soporte a los niños que deben enfrentarse a las precarias condiciones de sus escuelas, cuyos recursos son insuficientes incluso para costear sillas y mesas.

Aunque los Help Desks deben ser mejorados para soportar la lluvia, son un excelente ejemplo de adaptabilidad y diseño humano. ¡Nuestras más sinceras felicitaciones!