Los colores en ambientes de aprendizaje jamás deben depender de la intuición o del gusto; deben, por el contrario, corresponder con el proposito de cada actividad y espacio. 

El uso del color en ambientes de estudio