Ni tomar vacaciones de dos semanas ni alargar tus horas de almuerzo de vez en cuando; se requiere de crear hábitos de descanso entre tus lapsos de trabajo enfocado para darle balance a tu relación con el trabajo, así como para mejorar tu salud y concentración.

Varios estudios de los últimos años han revelado que cuando se trata de tomar pausas, la frecuencia y la extensión son irrelevantes; lo más importante es que optimices tus pausas con actividades que te ayuden física y emocionalmente a descansar y a renovar tus energías.

Por eso aquí te damos algunas recomendacione s para que descanses realmente bien y tu trabajo se convierta en una actividad menos abrumadora para tu cuerpo y tu mente. Recuerda que no todas funcionan igual para todos y puede que unas no tengan el mejor efecto en ti, pero puede que haya otras que funcionen como magia. Te invitamos a probarlas y a contarnos cuáles te gustaron más.

Ve a caminar

Una caminata de sólo 20 minutos puede incrementar la circulación sanguínea, incrementar la creatividad cerebral y despertar tu creatividad.

Come

¡Busca un snack saludable y come! Comer puede ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y despertar tus energías.

Lee

La lectura es un excelente ejercicio para tu cerebro, además puede ayudarte a olvidar muy rápidamente problemas, preocupaciones y cualquier cosa relacionada con tu trabajo. Es un escape súper efectivo.

Dibuja

Deja que tu mente viaje en una hoja en blanco. Varias investigaciones han demostrado que dibujar puede estimular la producción de nuevas ideas e incrementar la concentración.

Sal de la oficia

Para algunos es la mejor forma de despejar la mente para llegar con una mejor disposición ante el trabajo.

Planea algo divertido

Puede tratarse de un viaje o de una actividad para tu fin de semana; planear algo divertido puede producir cambios de estado de ánimo favorables.

Habla con tus compañeros de trabajo

Hablar con tus colegas puede ser una actividad catártica y divertida que puede ayudarte a reducir el estrés. Recuerda que un espacio de trabajo en el que los colegas hablan entre sí es un espacio positivo.

Duerme

Una pequeña siesta de incluso 10 minutos puede ayudarte a reducir la fatiga e incrementar tu desempeño cognitivo.

Haz ejercicios

El ejercicio puede hacerte más feliz y darte más energía y concentración, además ayuda a prevenir enfermedades y problemas musculares y circulatorios. Puedes seguir esta guía, clic aquí. 

Escucha música

Poner tu canción favorita es la forma más fácil de escapar de momentos de crisis; si te sientes cansado o a punto de quedarte dormido, pon música y sentirás el cambio inmediatamente.