Nativa

Se trata de un estudio de arquitectura fundado por Camilo Holguín, cuyo principal objetivo es la sostenibilidad. Sus construcciones, como principio fundacional, están hechas de tierra, y configuradas a partir de técnicas tradicionales rescatadas, como el bahareque, el adobe, y la tapia pisada, entre otras.

Los materiales empleados en sus proyectos van desde la guadua, hasta la piedra, y desde la caña brava y el barro hasta la boñiga de caballo. Vale la pena mencionar también que el 95% de la madera que usan es reciclada, y que las energías que emplean en el desarrollo de sus construcciones son siempre alternativas para minimizar el consumo energético, lo que demuestra un aprovechamiento eficiente de los recursos.

Sin embargo, ese impacto mínimo sobre el ambiente se da no sólo durante el proceso constructivo, sino también a largo plazo, y durante la vida de las construcciones, pues siempre están pensadas para aprovechar las aguas lluvias, y para reducir el consumo de energía desde la bioclimática y la contaminación generada por aguas negras.

En conclusión, se trata de una firma comprometida con el ambiente, con la gente y, finalmente, con la historia, la cultura y el patrimonio.

www.arquitecturanativa.org

Taller 301

Lo que empezó en el cuarto de un amigo, es hoy una de las firmas colombianas de arquitectura con mayor proyección internacional, fundada por Julián Restrepo y Pablo Forero en 2008.

El rigor y la calidad de su trabajo los ha llevado a apoyar la labor de otras firmas de gran nombradía como la de Daniel Bonilla y la de Giancarlo Mazzanti, y recientemente, a trabajar en proyectos propios, con los cuales han obtenido varios premios internacionales.

Han sido ganadores de varios concursos alrededor del mundo con proyectos de la más amplia variedad, para ciudades como Estambul, Kiev, Angola, y por supuesto Bogotá, demostrando con ello, una versatilidad única y una gran capacidad para asumir retos, sin importar su tamaño, complejidad, o lejanía.

La gran fortaleza de este joven estudio de arquitectos es, sin duda, la importante labor de investigación que dedican a cada caso, proporcionando siempre una solución nacida de una aproximación académica y siempre multidisciplinar.

Quizá el mayor mérito de este grupo es el de tener una mente y unos ojos visionarios, capaces de ver más allá y de soñar siempre con generar un cambio a partir de la arquitectura.

http://www.taller301.com/

Diana Wiesner

La firma de esta arquitecta colombiana es un verdadero ejemplo de compromiso. Sus proyectos están basados en la valoración del paisaje como patrimonio cultural, en el respeto por la naturaleza y en el uso democrático de los espacios públicos.

El paisajismo ha sido su vehículo para aportar a las comunidades y para aplicar la ecología urbana al diseño, siempre desde una perspectiva social y con el ánimo de aportar al bienestar de los espacios y sus habitantes.

El corazón verde de esta mujer la ha involucrado, a ella y a su equipo, en importantes proyectos de renovación urbana y recuperación ambiental, como la transformación del Parque Tercer Milenio, el diseño del Parque de la Biblioteca Julio Mario Santodomingo, la restauración de varios humedales y quebradas, y el Corredor Ecológico de los Cerros Orientales, entre otros.

Éste último, consistió en un plan maestro para revitalizar y visibilizar el gran tesoro natural que durante muchos años reposó ignorado a espaldas de la ciudad, albergando especies animales y vegetales que hoy ya no existen o que estuvieron a punto de desaparecer.

Este proyecto es, como muchos otros de su autoría, un legado para todos nosotros y, sobre todo, un excelente ejemplo de apropiación y responsabilidad.

http://dianawiesner.com/